Susana Tonda, directora ejecutiva del Centro de Gobierno Corporativo UC: "La diversidad no sólo de género enriquece definitivamente a los directorios".

La segunda versión del Ranking de Mujeres en la Alta Dirección, elaborado por ComunidadMujer, arrojó que la presencia femenina en los directorios de las empresas alcanza a un 6,9% promedio. En 2017, el 47,5% de las compañías no tiene mujeres en puestos gerenciales, mientras que el año pasado un 36,6% de las organizaciones se encontraban en esa condición.
Según datos entregados por La Tercera, las mujeres en las empresas privadas se concentran en las áreas de Recursos Humanos (31%), Asuntos Corporativos (20,7%), Marketing y Contraloría (10,3%) y Operaciones (6,9%).
El 24% de las directoras son extranjeras, el 25% estudió Ingeniería Comercial y un 21% pertenece a la familia controladora. En promedio tienen 51 años.
“La diversidad debe existir en quienes dirigen”.
Susana Tonda, Directora Ejecutiva del Centro de Gobierno Corporativo UC, asegura que “la diversidad debe existir en quienes dirigen”.
Usted ha ocupado cargos ejecutivos de primera línea y ha sido directora de empresas desde hace más de dos décadas. ¿Cómo ha sido su experiencia de integrar mesas directivas mayoritariamente masculinas?
-Durante mi carrera profesional he sido parte de muchas mesas de trabajo mayoritariamente masculinas y en todas ellas me he sentido cómoda y útil, lo que para mí ha sido muy gratificante, y creo que para los equipos directivos, una buena experiencia.
Cuando asumí mis primeros cargos ejecutivos era poco común encontrar mujeres en cargos similares, por ello creo fui bastante pionera en la diversidad de género en mesas directivas y más aún en directorios. Ello, sin duda, hizo necesario, en algunos casos, un período de ajuste, pero en todos ellos logramos en poco tiempo formar buenos equipos de trabajo.
¿Cuál ha sido el mayor desafío que ha debido enfrentar?
-Desafíos muchos, pero no relacionados a la diferencia de género. Sin duda, los principales desafíos han sido los de estrategia, el enfrentar crisis y los de liderazgo en cuanto a apoyar y formar buenos equipos de trabajo. Mi mayor dificultad como mujer en cargos ejecutivos y en mesas directivas fue tener que compatibilizar mi rol de madre y el tiempo que me tomaba hacer bien el trabajo. Lo que, sin duda, nunca sabré si lo logré de forma adecuada.
¿Cuáles son las tareas que enfrentan hoy los directorios de las empresas que pueden ser desarrollados de manera más eficiente por una mujer?
-Creo que la diversidad no sólo de género enriquece definitivamente los equipos de trabajo y los directorios. Los clientes son diversos, los empleados son diversos, en la sociedad hay diversidad y, por ello, la diversidad debe existir en quienes dirigen y lideran las organizaciones.
Particularmente, creo que desafíos de diversidad e inclusión, de gestión de personas, de liderazgo y valóricos se facilitan cuando en la alta dirección participan mujeres.
A su juicio, ¿cuál es la ventaja de incorporar la presencia femenina en los gobiernos corporativos?
-Sin duda, distintas miradas nos permiten empatizar y comprender mejor a todos nuestros stakeholders. Por lo tanto, diseñar estrategias exitosas. Hombres y mujeres somos diferentes y las empresas están formadas por hombres y mujeres.
Fuente: La Tercera

Compartir

Noticias relacionadas

Carlos Portales y Jorge Tarziján fueron reconocidos por sus 25 años de trayectoria en la UC

Carlos Portales y Jorge Tarziján fueron reconocidos por sus 25 años de trayectoria en la UC

Diplomado en Gestión Empresarial para la Industria Energética de la Empresa Nacional del Petróleo

Diplomado en Gestión Empresarial para la Industria Energética de la Empresa Nacional del Petróleo

Profesores Backstage

Profesores Backstage