De la educación a las finanzas. La historia de nuestra alumna Camila de la Mare.

La estudiante Camila de la Mare Martínez, de 28 años, egresó de la carrera Educación General Básica de la Universidad Católica y actualmente se encuentra realizando el Diplomado en Finanzas del Centro de Desarrollo Directivo (CDD-UC).
Testimonio de Camila de la Mare
“Mi nombre es Camila de la Mare Martínez. Tengo 28 años. Un hijo maravilloso. Trabajo como independiente y ayudo en la administración de sociedades familiares. Hago de todo un poco en verdad. Mi trabajo se acomoda a mis tiempos porque soy estudiante, mamá y dueña de casa.
Cuando entré a la Universidad Católica empecé por Bachillerato en Ciencias en San Joaquín. Estaba muy confundida y no estaba segura de lo que quería estudiar. Ahí me decidí por Ingeniería Comercial. Hice todo lo que había que hacer para cambiarme, pero tomé unos electivos en educación y me fascinó. Encontré que tenía mucho sentido estudiar esa carrera. Siempre me gustó hacer clases particulares y sentía que era una carrera muy útil, me encantó y me cambié a educación. Traté de hacerla muy rápido, tomaba de a más ramos y así no me atrasé casi nada.
Me cargó trabajar en el sistema chileno por su estructura, excesivas pruebas y muchas reglas que no consideraba importantes. Entré a trabajar al TIPS, un colegio Internacional más chico, fue una experiencia muy linda y gratificante. Me dejaron hacer clases de lo que yo quería y me gustaba ya que me dieron mucha libertad.
Me casé, tuve mi primera guagua y volví a hacer clases. Me ofrecieron trabajar en una empresa grande en el área de Gestión Patrimonial. Mi gusto por la educación estaba muy ligado a la investigación y al apoyo a los niños fuera del establecimiento. No tenía por qué renunciar a ello. Estuve en esa empresa nueve meses y aprendí mucho.
Ahí me acordé de lo mucho que me gustaban los ramos financieros que había hecho en la universidad y decidí estudiar un diplomado en finanzas. Me ofrecieron otro trabajo con un horario más libre y compatible con la maternidad y justo necesitaba tiempo para estudiar, así que terminé con dos trabajos desde mi casa y estudiando finanzas.
Lo mejor ha sido poner todo el esfuerzo en hacer algo que me gusta. Eso lo veo reflejado en los resultados. Me ha ido muy bien. Siento que hemos tenido muy buenos profesores y excelentes profesionales que organizan el diplomado.
Fue difícil darme cuenta de que quería cambiarme de educación a finanzas. He tenido que apostar por el diplomado para ir adquiriendo todo el conocimiento que no tenía por no haber pasado por una carrera relacionada. Creo que la mayor dificultad es lo que viene después de terminar el diplomado. A mí me encantaría que se me dieran las oportunidades necesarias para demostrar que sí puedo trabajar en finanzas pese a haber estudiado otra carrera.
Tengo aspiraciones por la administración de empresas y el área comercial, pero siempre voy a ser profesora. Pienso que no existe nada más emocionante en la vida como el momento en que cumples un objetivo con un alumno. Te puedo contar que trabajé con adolescentes y viven una etapa compleja de sus vidas. De mucho cambio. Sin embargo, el vínculo que se genera con los adolescentes es algo indescriptible. Por eso cuando ves que les ayudaste a encontrar un sentido a la vida sientes que hiciste tu pega al 100 por ciento.
Este año ha sido bien especial porque estoy convencida que el estudio es para el alma. Pasar por la universidad es para disfrutar aprendiendo algo que te guste, generar una estructura de pensamiento y vivir experiencias únicas. No me arrepiento de haber estudiado pedagogía, esa carrera me dio mucho en lo profesional y personal. El trabajo es aprender algo nuevo cada día y no importa que no tenga que ver con lo que estudiaste. Si te gusta, puedes hacerlo bien y llegar muy lejos.
Nunca dejé ni voy a dejar de ser profesora. Hago clases particulares y me encanta. Ser profesora me dio un ojo diferente para trabajar y una empatía mayor con las personas. Te da facilidad para leer al otro y relacionarse de forma correcta con la gente. Estoy segura de que todo lo que hago lo hago de una forma especial gracias a que soy profesora y las finanzas no son una excepción”.

Compartir

Noticias relacionadas

Edgar Kausel: "Las personas narcisistas tienden a escuchar menos a los demás en la toma de decisiones".

Edgar Kausel: "Las personas narcisistas tienden a escuchar menos a los demás en la toma de decisiones".

Webinar Design Thinking: Un método de innovación centrado en las personas.

Webinar Design Thinking: Un método de innovación centrado en las personas.

Denisse Goldfarb, profesora del Diplomado en Gestión de Personas UC: "Claves de la empleabilidad en la era digital"

Denisse Goldfarb, profesora del Diplomado en Gestión de Personas UC: "Claves de la empleabilidad en la era digital"