Karina Carvallo, delegada MBA septiembre 2020: “se siente y se ve la calidad de los alumnos”

Karina Carvallo es de Los Andes y estudió en Valparaíso ingeniería civil industrial en la Universidad Federico Santa María. Hace 12 años que ya vive en Santiago y en septiembre de este año azotado por la pandemia, ingresó al MBA UC, decidiendo ser delegada para representar a sus compañeros frente al programa.

Está casada, tiene dos hijos y en términos profesionales ha trabajado sus nueve años de vida laboral, en el rubro automotriz y siempre ligada al área comercial. Su último cargo fue de jefe de ventas mayorista y hoy está dedicada al MBA, a ella y a su familia.

“La verdad es que me quiero cambiar de rubro, pero este tiempo que he tenido para reflexionar, considero que soy un aporte para el rubro automotriz porque sé harto, pasé por varias áreas, tanto como en marketing y planificación”, reconoce, pero concluye que quería replantear su vida profesional sobre qué hacer.

Revisa la entrevista que le hicimos a esta nueva alumna que asume como delegada de su generación y que representará a sus compañeros frente a la dirección del MBA.

¿Cómo llegaste al MBA? y ¿Por qué el MBA de la Católica?

El MBA de la Católica ya me empezó a sonar el año pasado, cuando una amiga mía, que yo encuentro que es seca, se metió al MBA de la Católica, Natalia Vicente. Se metió a hacer el MBA y me dio muy buenas referencias. Buenas referencias del aprendizaje, de los compañeros y ahí empecé a entender la dinámica. Y en septiembre del año pasado entró otra amiga mía del mismo grupo, Catalina Palma. Y finalmente fue como una bola de nieve, entonces según los perfiles que me iban contando y me ha pasado que cuando me he topado en la vida profesional con gente de la Católica, se nota, se nota. Tienen otro perfil, son súper clever, son súper profesionales, muy de hacer cosas nuevas y eso finalmente es lo que yo estaba buscando. Salirme de esta zona de confort, que ya me manejaba, que no tenía problemas para negociar, que no tenía problemas para presentar y todo el tema. Entonces sentía que ese perfil que forma el MBA de la UC, se ajustaba mucho a lo que yo buscaba en mi carrera. Me metí a la página, me encantó el programa de mentores, súper bien, además la malla curricular flexible y como soy mamá de dos niños, los dos trabajamos, por lo tanto era perfecto para mí y así llegué. De hecho cuando me entrevistó Álvaro Vial le comenté que no estaba postulando a ningún otro MBA, porque sentía que ese era el perfil que yo estaba buscando y que yo quería. Y nada po, son los mejores, o sea hay cosas que son indudablemente indiscutibles. Por ejemplo el tema académico, la calidad de los profesores de la misma Escuela de Administración, que hablan por sí solas. No tengo ni que decirlo.

¿Cómo ha sido hasta ahora?

Ha sido súper intenso. Tenemos grupos para todo, y el hecho de entrar en modo a distancia, ha hecho que las redes se establezcan de manera mucho más rápida. Siento que somos beneficiados por ese lado. Pero sí ha sido súper intenso. Desde que nadie pensaba que había que leer tanto, todo en inglés y que iba a ser tan exigente de tener trabajos todas las semanas, tener que participar, levantar la mano, sobre todo en esta modalidad que suena raro. Estamos contentos, obviamente que a la mayoría le gustaría estar en una modalidad presencial, pero ha sido súper intenso que es en lo que casi todos coincidimos, pero avanzando. Y yo, personalmente, pienso que el programa se ha adaptado súper bien. Yo no conocía bien la herramienta zoom, pero esto de que te muevan a la sala, que después te arrastran y eso. En ese sentido ha sido súper amigable. Las plataformas con las que se maneja también como el tema de los ramos, las agendas… Siento que todo ha sido súper amigable.

¿Por qué decidiste ser delegada?

Primero, porque no estoy trabajando y quiero ser siempre cosas distintas. De hecho estos meses ni te cuento todas las cosas que he hecho. Y cuando contaron de qué se trataba ser delegado, me gustó la idea, porque aparte puedo conocer a más gente. Que eso es lo más importante. Porque cuando uno habla con Álvaro Vial él mismo te refuerza que la clave es la red. Y sentía que era una oportunidad para hacer una conexión entre la Escuela de Administración, los ex compañeros y compañeras del MBA y mi generación. Y me ofrecí, porque nadie se ofrecía, así que dije “feliz soy” y todos me apoyaron así que ahí quedé yo.

 

¿Qué te gustaría promover como delegada?

Me gustaría promover más actividades e iniciativas que nos fuercen a conocernos de manera profesional. Ese tipo de dinámicas, ya que con el formato online es algo que nos juega en contra. Pero por otro lado creo que tenemos todas las de ganar porque tenemos una oportunidad de sacarle mejor provecho al MBA porque estamos en una situación súper compleja donde muchas cosas están cambiando, por lo tanto los profesores también se han visto obligados a incorporar ese tipo de tópicos en los contenidos y la verdad es que es una herramienta necesaria para el que esté trabajando, para el que no esté trabajando, para el que esté aburrido de su pega o se quiera cambiar. Da lo mismo, pero es súper valioso también tener una mirada entre comillas profesional, desde los profesores y que nos ayuden. Eso me ha gustado mucho de los profesores que siempre se quedan conversando en las pausas, porque esas claramente son instancias que perdimos en esta modalidad online, pero que los profesores nos han incentivado harto a hacerlo, aunque bien pocos alumnos lo aprovechan.

Se ha notado un montón la calidad de los profesores y de las personas que trabajan acá. Y otra cosa que te iba a comentar es que la calidad de los alumnos es súper buena. Ya hemos trabajado en casos que hemos tenido que entregar ya en tres ramos y la verdad que la calidad de los alumnos y lo que uno ve de ellos en la interacción en clases, es súper buena, es súper variado el lugar de dónde trabajan, así que creo yo que la selección está súper bien hecha y medio me incluyo, pero la verdad que se siente y se ve la calidad de los alumnos. Y eso te saca el bichito de la competitividad buena. Así que yo estoy feliz porque era algo que estaba buscando hace rato.

 

¿Qué esperas que te entregue el MBA en tu carrera?

Yo ya siento que me ha entregado un montón. Desde practicar mi nivel de inglés, de la concentración por volver a esta época universitaria. Pero me va a dar esta mirada global de lo que es el mundo de las empresa y es el mundo donde nos relacionamos, de ver más allá y que viene con el área de la innovación, que viene de la mano con la estrategia. Y siento que todo ese empuje me va a llevar a ser mejor profesional, a seguir con lo que yo busco, que es una carrera corporativa, pero también tener muy bien planificado mi Plan B. Además el MBA me va a empoderar en mis conocimientos, porque me va a validar. El haber quedado ya me validó, porque uno igual se cuestiona en la vida laboral si lo estás haciendo bien o mal.

Compartir

Noticias relacionadas

Marcos Singer, Director MBA UC en la bienvenida a los nuevos alumnos: "Queremos que ustedes sean actores, que sean abiertos, que contribuyan al quehacer público”

Marcos Singer, Director MBA UC en la bienvenida a los nuevos alumnos: "Queremos que ustedes sean actores, que sean abiertos, que contribuyan al quehacer público”

Juan Anzieta de intercambio en la Universidad de Cornell "Ithaca es una ciudad ideal para vivir en familia."

Juan Anzieta de intercambio en la Universidad de Cornell "Ithaca es una ciudad ideal para vivir en familia."

Eduardo Ganem, alumno MBA UC de intercambio en UNC: "Me siento dentro del programa, como que no fuese un estudiante de intercambio"

Eduardo Ganem, alumno MBA UC de intercambio en UNC: "Me siento dentro del programa, como que no fuese un estudiante de intercambio"