checkclose coaching conocimiento earth facebook formacion formacion2 jobs left-quote linkedin linkedin2 magnifier next paper play-circle play plus preparacion press prev quote triple twitter zoom

41 alumnos finalizaron con éxito el Diplomado en Innovación y Emprendimiento UC Centroamérica

De septiembre a noviembre del 2018 se llevó a cabo el Diplomado en Innovación, el cual fue impartido por la Universidad Católica, en el que participaron 41 estudiantes centroamericanos, quienes fueron becados con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Programa Nacional de Competitividad de Guatemala (PRONACOM), el Instituto Hondureño de Ciencia, Tecnología e Innovación (IHCIETI), la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT), el Instituto Tecnológico Centroamericano (TEC) de El Salvador, Universidad FUNDEPOS (Costa Rica) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Comunicaciones (MICITT) de Costa Rica.

Este diplomado fue realizado en tres módulos en la Ciudad de Guatemala y un módulo se desarrolló en Santiago de Chile como parte de su proceso de formación.

Los estudiantes realizaron una gira de inmersión a Santiago de Chile y su ecosistema I+D (innovación y desarrollo), donde tuvieron la oportunidad de conocer y comprender cómo interactúan los distintos actores de este potente ecosistema tecnológico. Durante esa semana, acompañados por los directores y otros académicos, realizaron numerosas actividades académicas, así como también visitas a empresas tecnológicas, oficinas de transferencia tecnológica y aceleradoras de negocios y startups.

El Diplomado en Innovación y Emprendimiento se centró en desarrollar habilidades en una masa crítica de personas vinculadas a la formación en innovación y emprendimiento, ejecutivos de organismos intermediarios como aceleradoras de negocios, redes de inversionistas ángeles y demás interesados, provenientes de Centroamérica. El objetivo principal busca que los profesionales formados puedan transmitir los conocimientos y el aprendizaje a otros formadores, instalando capacidades fundamentales que actúan como detonantes para activar el conocimiento de primer nivel dentro del ecosistema de emprendimiento e innovación en cada uno de sus países, especialmente en los sectores público-institucional y académico.

“Muchas veces la innovación se asocia con temas tecnológicos y muchos de los países pobres del mundo no tienen tecnología. Por eso, estas naciones, piensan que no tienen que innovar. Pero todos los países tienen que estar innovando para mantener su competitividad y no rezagarse. Eso incluye a las empresas, y no necesariamente debe ser alta tecnología, pueden ser cosas muy sencillas que permitan mantener la competitividad y mejorar los procesos. Por eso digo y no es una frase mía sino de un colega del BID, que los países tienen que preocuparse de la innovación, sin importar su nivel de desarrollo económico”, señaló Adrian Magendzo, especialista senior en la división de competitividad, tecnología e innovación del Banco Interamericano de Desarrollo.