checkclose coaching conocimiento earth facebook formacion formacion2 jobs left-quote linkedin linkedin2 magnifier next paper play-circle play plus preparacion press prev quote triple twitter zoom

Columna de Luis Hernán Paúl: ¿Qué opciones tienen los directorios para hacer frente a la revolución digital?

En la medida que el avance de la revolución digital ha ido tomando forma, los directorios de empresas tradicionales se han visto en la necesidad de definir cómo pueden enfrentar la transformación en curso, la cual está siendo de diferente intensidad dependiendo del negocio que se trate. Para este efecto deben optar por seguir uno de los siguientes cuatro caminos.

La primera opción es no hacer nada, lo que involucra no realizar cambios tecnológicos mayores ni ajustar su modelo de negocios. Este es un camino probablemente momentáneo que podría justificarse en algunas pocas industrias que, a la fecha al menos, no han sido mayormente afectadas por la disrupción digital. El riesgo que esto tiene, sin embargo, es estar subestimando las oportunidades que ofrece la digitalización y permitir a los competidores lograr avances relevantes que dejen a la larga a la empresa en una posición muy débil o simplemente fuera del mercado.

Una segunda opción es iniciar un proceso gradual de ajuste en la empresa, poniendo especial atención en los cambios impulsados por la digitalización que ya se están gestando o que se visualiza vendrán a nivel de la promoción, comercialización, distribución, servicio a clientes y otros aspectos claves del negocio, para lo cual podría ser recomendable atraer talento externo a la organización.

La tercera opción es ir un paso más allá y comprar empresas ya sea establecidas o startups que sean útiles para acelerar el proceso de cambio. En este caso, se requerirá probablemente determinar si es mejor mantener a la o las empresas adquiridas como organizaciones independientes o bien integrarlas a la organización existente, teniendo en consideración la conveniencia y viabilidad que tiene juntar culturas que pueden ser muy diferentes.

Una cuarta opción es asociarse con otras empresas del tipo de las anteriores para contar con mayor tiempo y conocimiento mutuo antes de establecer una relación de propiedad. Una variante de la tercera y cuarta opción es que la empresa establezca un fondo, aceleradora o laboratorio que apoye el desarrollo de startups en su industria, para efectos de diversificar los riesgos y esfuerzos requeridos.

Esta es una opción que hace sentido probablemente para empresas relativamente grandes, que buscan seguir operando como están acostumbradas a hacerlo, pero en paralelo dar seguimiento y contar con la opción de ingresar a la propiedad y/o establecer asociaciones con startups que demuestren tener valor estratégico con el paso del tiempo.

Al final será decisión del directorio adoptar la opción que más le acomode, teniendo presente que el objetivo no es simplemente evitar seguir el camino de empresas como Polaroid, Kodak, Blockbuster y muchas otras que desaparecieron, sino que efectuar los ajustes necesarios para mantenerse como empresas líderes en sus respectivos sectores.

Fuente: Centro de Gobierno Corporativo UC